Google News desaparece en España gracias a la “tasa Google”

El gigante de Mountain View eliminará el servicio Google News en España, en respuesta a la Ley Lassalle y su “tasa Google”. Los medios digitales prevén consecuencias catastróficas en su tráfico web.

Google News desapareceLa nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI) ,impulsada por el ministro Wert, fue presentada a principios de 2014, y está previsto que entre en vigor el primer día del próximo año 2015. Pese a las críticas que desde todos los frentes recibía la conocida como Ley Lassalle, el texto fue aprobado por el Congreso el 30 de octubre, con 172 votos a favor (todos los del PP, en su mayoría absoluta).

Uno de los puntos más controvertidos de la nueva Ley de Propiedad Intelectual es la imposición de un canon  conocido con el sobrenombre de “Google tax” (tasa Google), que pretende gravar a los agregadores de contenidos, como es el caso de Google News y Menéame entre otros. El propósito del canon era el de proporcionar una compensación a los editores (que no a los autores) por el uso de pequeños fragmentos no significativos de noticias (los enlaces con fotografía y un pequeño extracto de texto que vemos en Google News).

Este cambio legislativo fue aplaudido por AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles) desde el mismo momento de su concepción, debido a que fueron ellos mismos los primeros en plantear las propuestas recogidas en el documento.

Las alarmas saltaron cuando la empresa californiana anunció en su blog el cierre de Google News en España, ante la estupefacción de toda la prensa digital, AEDE, e incluso el propio ministro Wert, quien opina que “Google se ha adelantado”. Y es que la Ley Lassalle no especificaba la cuantía de la tasa Google, una omisión que parece, en realidad, una invitación enviada al gran buscador para sentarse en la mesa de negociaciones.

Google ha respondido de forma contundente, avisando que el próximo día 16 cerrará Google Noticias en España, ¡y no solo eso! Además, la prensa digital española no aparecerá en los resultados de Google News en otros países, lo cual supone un duro golpe a la visibilidad de la prensa española en el ámbito mundial, y especialmente, en los países latinoamericanos.

La tasa Google, ¿reclamación justa o metedura de pata a lo grande?

Los expertos en tecnología han asistido, atónitos al desarrollo de los hechos, y no entienden cómo es posible que AEDE y el ministro Wert no hubieran previsto que Google respondería cerrando el servicio de Google News en España. Así lo manifiesta Enrique Dans, Profesor de Sistemas de Información en IE Business School, en su blog, cuando dice, textualmente, “Habíamos avisado en varias ocasiones que esto iba a ocurrir”. Enrique Dans va todavía más lejos y define el asunto como “el más absoluto de los ridículos internacionales”.

La imposición del canon parece ilógica, si se tiene en cuenta la naturaleza real de Google News:

  • Es un servicio gratuito. Google News, a diferencia de otros servicios de Google, no incluye publicidad, y por tanto, no extrae un beneficio a costa de enlazar entradas a los diarios digitales de la prensa española. Si no percibe ingresos, no se entiende por qué tendría que “compensar” a los editores de diarios.
  • Los enlaces son pequeños extractos insignificantes, nada que, desde el sentido común, pueda considerarse un uso ilícito de contenidos sometidos a derechos de propiedad intelectual de los cuales son beneficiarios los editores (que no los autores).
  • Google ofrece a los medios digitales la posibilidad de adscribirse, o no, a Google Noticias en España, con lo cual, las editoriales que participan del servicio lo hacen con su consentimiento.
  • Es una gran fuente de visitas gratuitas que la prensa digital rentabiliza con su publicidad.

Por todas estas razones, los especialistas ven en la reforma legislativa, un auténtico contrasentido.

“La tasa Google sería equivalente a un mundo en que los restaurantes pretendiesen cobrar a los guías turísticos por llevarles un autobús lleno de clientes”

Así lo define Javier de la Cueva, abogado experto en tecnología y propiedad intelectual, en un artículo de opinión publicado en Libertad Digital.

¿Estamos ante un nuevo escándalo de corrupción?

En una España castigada por las constantes corruptelas que invaden las portadas de los diarios, esta vez podría ser la propia prensa, junto con el gobierno, la que aparece bajo la lupa de la sospecha.

La aparente falta de justificación de la tasa Google conduce a la inevitable conclusión de que existen ciertos intereses puramente económicos que se están priorizando en detrimento del interés general. AEDE aglutina a gigantes de la prensa escrita como El País y el Mundo y, si bien en su página web se presentan como representantes de la prensa española, otros medios digitales ajenos a la asociación, como es el caso de 20 minutos o Eldiario.es, se oponen a la reforma legislativa y se sitúan del lado de Google en la Coalición Pro Internet.

La opinión generalizada entre los expertos es que AEDE padece un profundo desconocimiento del funcionamiento de Internet, y que, en su incapacidad para adaptarse a los nuevos modelos de negocio en la era digital, han actuado como un lobby, elevando sus intereses corporativos hasta las más altas esferas de gobierno. No en vano, AEDE aglutina a los grandes periódicos con ediciones en papel, que han sufrido cuantiosas pérdidas en la venta de ejemplares debido a la crisis económica. La reducción en la venta de diarios impresos podría haber alentado la búsqueda de otras fuentes de ingresos. Por su parte, el Gobierno de España habría cedido de buen grado a las presiones en lo que muchos ya reconocen abiertamente como un nuevo escándalo de corrupción.

Así lo explica Enrique Dans, en el citado artículo de su blog:

“Un gobierno obsesionado con su imagen en los periódicos negocia directamente con los medios de AEDE… para hacer pagar a Google a cambio de que sus periódicos dulcifiquen su línea editorial (…) y en muy poco tiempo, los tres directores más conflictivos de tres de los medios más representativos de AEDE, La Vanguardia, El Mundo y El país, son relevados y sustituidos por perfiles más dóciles”

Una línea de acontecimientos muy similar expone Javier de la Cueva:

“A finales de diciembre de 2013 cesan al director de La Vanguardia, José Antich. A finales de enero de 2014 dimite el director de El mundo, Pedro J. Ramírez. A mediados de febrero de 2014 cesa el director de El país. Y en esas mismas fechas, mediados de febrero de 2014, se anuncia sorpresivamente que se introduce en el texto de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, lo que se vino a llamar canon AEDE o tasa Google…”

La misma opinión le merece la reforma a la Coalición Pro Internet, que en su página web acusan a AEDE de ser un grupo de presión “afín al gobierno”.

De ser cierto, estaríamos ante un auténtico escándalo de corrupción política que ya se habría cobrado su precio en la carrera profesional de tres de los principales directores de medios del país.

Las últimas noticias respecto al cierre de Google News

El devenir de los acontecimientos se ha precipitado en las últimas 72 horas y las novedades se suceden a gran velocidad:

  • AEDE ha emitido un comunicado en el que exige la intervención de las autoridades españolas y las de la Unión Europea para evitar el cierre de Google Noticias en España, informaba ayer EuropaPress. Ello supondría intervenir, por la fuerza, en una decisión empresarial.
  • El ministro Wert daba ayer un paso atrás matizando que los medios podrán negociar directamente con Google la cuantía y las condiciones de pago del canon, renunciando incluso a percibir la compensación si lo desean. Una declaración que contradice el texto de la Ley de Propiedad Intelectual, donde la tasa Google se plantea como un “derecho irrenunciable” (o en otras palabras, una obligación).

Tendremos que esperar para saber si finalmente entra en vigor una reforma que, para muchos, nació muerta de antemano. De hecho, iniciativas legales como esta ya han fracasado en países como Bélgica, Francia y Alemania. En territorio germano, una revisión de la ley reconocía las reticencias de algunos medios a permitir que Google utilizara extractos de sus noticias. De poco sirvió una vez que los editores que se acogieron a la medida observaron caídas de entorno al 80% en sus visitas.

 

Imagen

Esta entrada fue publicada en noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *