16 errores a evitar en tu fanpage de Facebook

Una página de empresa en Facebook es uno de los elementos básicos en la estrategia online para prácticamente cualquier tipo de negocio. ¿Cuáles son los errores más comunes que debes evitar en tu fanpage de Facebook?

Los errores más comunes en una fan page de Facebook

En un post reciente vimos que el 79,29% de las empresas españolas usan Facebook como canal para su negocio, según un informe de Adigital. Por su parte, un estudio realizado por Online Business School nos aporta otros datos de interés, como el hecho de que el 26% de usuarios reconoce abiertamente ser un seguidor de las marcas en las redes sociales, o que el 33% de ellos usan la fanpage de Facebook como canal de atención al cliente (esta información es, como veremos, de suma importancia).

Lo cierto es que, con y sin estadísticas e informes, disponer de una página de empresa en Facebook, ¡apenas requiere justificación!

Hoy vamos a hablar sobre lo que NO hay que hacer en una fanpage de Facebook. Parto de la base que está claro que el error número uno es usar un perfil personal como si se tratara de una fanpage. ¡Mal!, es cierto. No obstante, voy a dar por supuesto que el lector sabe distinguir entre ambas formas de tener presencia en Facebook. ¿Ya tienes una página de empresa…? Pues, ¡empecemos!

1. Dejar la página de Facebook sin optimizar

Una fanpage difícilmente trabajará para nosotros al máximo rendimiento si las imágenes de perfil y de portada no tienen una resolución óptimiza, si los datos de la pestaña “información” están incompletos, si carece de un link hacia la web de tu empresa o si carece de una url personalizada.

Podría extenderme mucho en este punto… En lugar de ello, si te interesa ampliar información, te sugiero que leas esta guía para la gestión eficiente de una fanpage de Facebook 😉

2. Publicar con poca frecuencia en la fanpage

¿Seguirías a una marca que no publica nada durante semanas o meses…? ¡Tu público tampoco!

Los usuarios esperan recibir noticias tuyas con cierta asiduidad. Lo más recomendable es publicar varias veces por semana.

Una fanpage abandonada jugará en tu contra de dos formas distintas:

  • Perderás las oportunidades que te brinda el hecho de crear una comunidad alrededor de ella.
  • Proporcionará una imagen de dejadez y falta de seriedad en quienes la encuentre.

De modo que, ¡no hay vuelta atrás! Si has abierto una página de empresa para tu negocio, ¡aliméntala!

3. Bombardear a tus seguidores

Esta es la tendencia opuesta: publicar demasiado. El contenido es el rey, y cuanto más mejor, sí… ¡Pero fijándote unos límites!

En Twitter, por ejemplo, la frecuencia de publicación suele ser mayor. En Facebook, no te conviene bombardear a tus seguidores con contenidos cada media hora. La infoxificación es algo a evitar, y podrías incurrir en el llamado, “efecto spam”.

Además, si publicas demasiadas veces al día, lo que compartes pasará más desapercibido. A menos que fijes alguna publicación en la parte superior de tu Timeline. En cualquier caso, no te conviene excederte en la ratio de publicaciones.

Cada canal tiene una frecuencia óptima de publicación. En el caso de Facebook, se suele recomendar dosificar las actualizaciones con una ratio de 1-2 veces diarias, entre 1-4 días a la semana.

No obstante, cada sector tiene sus peculiaridades, de modo que lo más razonable es que determines la frecuencia óptima de publicación en relación con los objetivos que pesigues en tu estrategia de Social Media para Facebook.

Para ahorrarte problemas, fija un calendario editorial como parte de tu Plan de Social Media Marketing. Y si no tienes consulta el post que te acabo de enlazar 🙂

4. Publicar texto sin imagen

De acuerdo que Facebook no está volcado exclusivamente en la imagen como Pinterest o Instagram. No importa. Las imágenes también son muy relevantes en Facebook.

Acompaña tus publicaciones con fotografías, imágenes, gráficas, infografías, etc. ¡Llamarán mucho más la atención!

5. Publicar imagen sin texto

Obvio… ¿no? 😉 Y sin embargo, ya sea por despiste o por dejadez, es algo muy común.

Tan inapropiada es la tendencia mencionada en el punto anterior como esta.

Una imagen vale más que mil palabras. Pero si la acompañas con un poco de texto, ¡mejor!

Cuando lo que publicas tiene que guardar algún tipo de relación con la conversión (siempre… o casi), es especialmente importante que el usuario entienda qué esperamos que haga con la información que tiene ante los ojos. De ahí la importancia de las call to action (CTA).

6. Soltar parrafadas

La capacidad para síntesis es fundamental en Social Media. Twitter, por su condición de plataforma de microblogging nos ayuda a ello. Facebook, sin embargo, nos permite extendernos más, ¡y ahí está el riesgo!

Postear por encima de los 80-90 caracteres en Facebook puede ser contraproducente. Los contenidos largos pueden funcionar para un blog. Pero los usuarios de Facebook buscan contenidos claros, breves y directos.

Los posts con texto por debajo de los 80 caracteres proporcionan hasta un 66% más de engagement.

7. Compartir cosas irrelevantes en la página de Facebook

Vale que las fotos de gatitos tienen un gran potencial de viralización. A menos que tengas una tienda de mascotas o un negocio relacionado con los gatitos, este tipo de contenidos no te ayudará.

Publica información sobre tu sector y que esté relacionada con los intereses de tu público objetivo. Puedes compartir contenidos relacionados con el ocio, el humor, etc. Después de todo, las emociones juegan un papel fundamental en el marketing digital y el Social Media. Pero siempre debe encajar con el contexto de algún modo.

Puede que al compartir en tu personal personal alternes recetas de cocina junto con sesudos estudios sobre el uso de software de gestión en las pymes (es solo un ejemplo). ¡Pero esto es una fanpage corporativa!

Me remito, de nuevo, a la necesidad de tener una estrategia planificada de antemano y documentada por escrito.

8. Caer en la monotonía

Si el Timeline de tu fanpage de Facebook se vuelve rutinario y previsible, ¡estás muerto!, desde el punto de vista del Social Media, claro 😉

Para evitarlo, publica y comparte contenidos en diversos formatos. Antes ya hemos citado fotografías, gráficos, infografías, etc. También vídeos (¡muy importante!), posts… Hay todo un universo de posibilidades.

Si comprobando las estadísticas de Facebook Insights descubres que un tipo determinado de contenidos te funciona, úsalo con frecuencia, pero no sobreexplotes tus recursos.

9. “Gritar en el desierto” o publicar “a deshoras”

Publicar cuando tu audiencia, sencillamente, no está, es un gran error. No es tu fanpage la que tiene que amoldarse a tus horarios, ¡sino a la inversa!

Según un popular estudio, el mejor momento para publicar en Facebook es los jueves y los viernes, entre las 9:00 y las 19:00 horas. Ahora bien, eso puede variar dependiendo de las características de tu audiencia.

Lo mejor es que compruebes con las estadísticas de Facebook en qué momento tus publicaciones tienen un alcance mayor  e incluyas esa información en tu calendario de publicaciones.

10. Crear expectativas en tus fans y no satisfacerlas

Al promover algún tipo de contenido a través de la fanpage de Facebook, puedes sentir la tentación de llamar la atención a toda costa.

No anuncies algo que no puedes cumplir. Ya se trate de un post, una landing page donde vendes tu ebook, o tu curso o lo que sea… Si frustras las expectativas que tú mismo has generado con el público estarás incumpliendo una promesa. No solo no conseguirás tus objetivos de conversión, sino que aumentarás tu tasa de rebote, lo cual no es bueno para el posicionamiento de tu web, ni para el posicionamiento orgánico de tus contenidos en Facebook.

En lugar de ello, informa al lector acerca de qué va a encontrar si visita el enlace que estás compartiendo y persuádelo de que es una buena idea hacerlo.

11. Usar Facebook solo para vender

Si tienes una tienda online y usas tu fanpage para anunciar tus productos vas en el buen camino. Facebook Ads te promorciona muy buenos resultados a partir de un coste razonable.

Ahora bien; Facebook es una red social. ¡No intentes vender a toda costa! El usuario de redes sociales no sigue a las marcas solo para comprar sus productos o beneficiarse de las ofertas.

¡No trates de buscar las ventas en cada publicación! Sigue la regla del 80/20: un 80% de contenidos relacionados con tu sector y los gustos y necesidades de tu público, y un 20% de promoción de tus productos, ofertas, etc.

12. No compartir contenidos de los seguidores

Puede que tengas bien aprendida la lección anterior. ¡No es suficiente! Algunas marcas usan su página de Facebook exclusivamente para compartir sus contenidos, aunque no sean directamente promocionales.

¡Comparte contenidos de tus seguidores! Y también, por supuesto, de los influencers de tu sector.

13. No buscar la interacción

La mejor forma de alcanzar la conversión es generar conversación.

Ahí van unos cuantos consejos sobre cómo puedes hacerlo:

  • Crea contenidos participativos (encuestas, concursos, etc.).
  • Comenta en la página o el perfil de tus fans.
  • Fomenta conversaciones entre tus seguidores.
  • Contacta con tus fans más destacados y conviértelos en embajadores de tu marca.
  • Busca la viralidad con tus contenidos.

Y ya que hablamos de “conversación”, ¡atento al siguiente punto!

14. Dejar comentarios sin responder

Ya sean halagos, críticas duras críticas, o consultas:

  • Comentarios positivos: respóndelos en la medida de lo posible; que el usuario perciba tu agradecimiento. También puedes darle al “Me gusta” en su comentario.
  • Críticas: no importa si se trata de un cliente descontento o un trol. ¡No entres al trapo! Responde siempre con elegancia y respeto. Si recibes quejas, contesta de manera que el usuario entienda que estáis trabajando para solucionar el problema, que revisaréis su caso, etc. Si las críticas se te van de las manos debes aplicar el plan de contingencias (lo tienes… ¿verdad?) para evitar una crisis de reputación online.
  • Consultas/dudas: como has visto en las estadísticas que he citado al principio, el 33% de los fans usan la fanpage de las marcas para recibir atención al cliente. Es de gran importancia responder cuanto antes (en un plazo de 1 hora si es posible; ¡nunca hay que esperar más de 24 horas!).

Para que no se te escape nada debes monitorizar la actividad de tu fanpage constantemente.

15. No editar el contenido de las meta etiquetas y las imágenes

Cuando compartes un post u otro tipo de contenido web en tu página de Facebook, la plataforma toma las etiquetas meta para añadir la información.

Así, si se trata de un post, debes revisar el contenido que aparece en title y description. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que puedes necesitar adaptar el contenido. En ese caso, Facebook te permite editarlo antes de darle a Publicar.

Del mismo modo, Facebook coloca la imagen principal del contenido web que estás compartiendo. Piensa si es la más adecuada para publicar en tu fanpage, y si no lo es, sube una que cumpla con tus expectativas.

16. No adaptar los contenidos al canal

Aquí me refiero a la costumbre muy común de enlazar Facebook con Twitter, o utilizar software de gestión de redes sociales que publica automáticamente el mismo tipo de contenido en todas las redes sociales.

Cada red social necesita un enfoque propio, adaptado al medio. Un Tweet publicado en Facebook, tal cual, es una chapuza lo mires por donde lo mires.

 

Y bueno… no me cabe duda de que podría alargar la lista con muchos otros errores comunes, pero hay que fijarse algún límite para que este post no se extienda ad infinitum.

¿Echas alguno en falta? ¿Qué otros errores recomiendas evitar en una página de empresa de Facebook? ¡A comentar! 🙂

Esta entrada fue publicada en social media y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 16 errores a evitar en tu fanpage de Facebook

  1. gastroredactora dijo:

    Pues no se me ocurre algún error más, pero tu post me parece muy bueno, me quedo con él para repasar los perfiles que gestiono, saludos!

  2. Marc Ribó dijo:

    Hola gastroredactora! Mil gracias por tu comentario. Esta es tu casa, así que cuando quieras, pasa y opina! 😉

    Saludos,
    marc.

  3. Pingback: 5 consejos que funcionan para crear campañas de éxito en Facebook Ads | El Blog de Marc Ribó

  4. Pingback: Errores que no debes cometer en tu fanpage de Facebook – Show rock

  5. El mejor de todos los puntos es el #11, publicar solamente para vender. No hay mejor forma de perder seguidores, que tratar de atascarles a toda costa, a toda hora, tus productos, ofertas y promociones. La gente entra a las redes sociales para entretenerse, hay que entretenerles pues!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *