Cómo mejorar tu presencia en LinkedIn

LinkedIn, la mayor red social de perfiles profesionales, ofrece grandes oportunidades de promoción. Descubre cómo alcanzar el éxito sacándole todo el jugo al networking profesional.

linkedinLinkedIn es la red profesional más usada en España. Según el V Estudio Anual de Redes Sociales, el 59% de los usuarios de entre 18 y 55 años conocía LinkedIn. El dato cobra interés si se contrasta con las redes profesionales de la competencia, como Xing o Viadeo, que solo habrían llegado a oídos de los usuarios en un 10% y un 2% de casos respectivamente. De entre quienes afirmaban conocer LinkedIn, el 22% era usuario activo, lo que la convierte en la 6ª red social más utilizada de las 20 que refleja el estudio. No está nada mal, ¿eh?

Pero, si bien un gran porcentaje de españoles en edad de trabajar son usuarios frecuentes de LinkedIn, son pocos quienes realmente la aprovechan. Cada vez es menos frecuente que el departamento de recursos humanos de una empresa reciba un currículum vítae sin fotografía. Sin embargo, en LinkedIn abundan los perfiles sin rostro, por no hablar de quienes pasan olímpicamente de rellenar los campos con su experiencia laboral o su formación académica. Y es que todavía no se ha cobrado plena consciencia de que LinkedIn es una versión mejorada del CV, adaptado a la web 2.0. ¡Con las ventajas en cuanto a la visibilidad, la interacción y la repercusión que ello implica!

Una de las barreras con las que algunos usuarios se dan de bruces cuando se abren un perfil es la gran cantidad de opciones de personalización e interacción que esta red de networking ofrece. Obviamente, Facebook o Twitter son más intuitivos que LinkedIn. Pero su mayor complejidad es recompensada con creces, porque LinkedIn nos puede ayudar a alcanzar nuestros objetivos profesionales, y así convertirnos en personas más autorrealizadas en el ámbito laboral.

Para facilitarle la tarea a quienes todavía no le han cogido el punto a LinkedIn, ahí va un pequeño manual.

Breve guía para sacarle el máximo partido a LinkedIn

¿Qué podemos hacer como usuarios de LinkedIn? En síntesis:

  • Encontrar empleo
  • Hacer branding personal
  • Promocionar nuestra empresa o nuestros servicios como freelancers
  • Conocer a posibles socios o inversores
  • Reclutar talentos
  • ¡Y mucho más!

Como puedes ver, estas funciones comprenden tres tipos de usuarios distintos, que son los candidatos, los profesionales y las empresas. Nos centraremos, básicamente, en los dos primeros tipos de perfil.

Ya seas candidato a un puesto de trabajo a cuenta de terceros, o un profesional en busca de clientes, necesitas un perfil optimizado y muy activo. Tener una cuenta Premium no es absolutamente necesario, ya que la cuenta básica y gratuita de LinkedIn es muy completa. No obstante, la opción de pago amplía todavía más el horizonte de posibilidades. Ahí van unos consejos muy prácticos.

1. Completa tu perfil, cuanto más azúcar, ¡más dulce!

Para que tu perfil no pase desapercibido, solo tienes que hacer lo siguiente:

1.1. Elige una buena fotografía: ya hemos mencionado su importancia más arriba. No escanees una foto de carnet. Son perfectas para el currículum, pero en las redes sociales no suelen quedar bien. Si no dispones de una que te guste, piensa en acudir a un fotógrafo y que te haga una sesión (podrás disponer de varias para cubrir todos tus perfiles en las distintas redes sociales). El coste no es demasiado elevado, y conseguirás un buen golpe de efecto en la primera impresión.

1.2. Edita el titular y otros datos: en el título debes incluir tu profesión, o lo que te gustaría hacer, y expresarlo del modo en que crees que las personas interesadas te buscarían (no olvides que tu perfil de LinkedIn puede optimizarse con keywords, como si de una web se tratara). No recurras a fórmulas manidas como “en búsqueda activa de empleo”, ¡trata de venderte mejor! Recuerda editar la ubicación y el sector en el que te desenvuelves con información veraz.

1.3. Redacta un buen Extracto: es una especie de resumen de tu trayectoria profesional y tu formación académica. Debes redactarla como si se tratara de una carta de presentación. Sé conciso; si te gusta la ornitología, quizá no sea necesario que lo menciones, a menos que esté directamente relacionado con tu sector. Utiliza la primera persona del singular (hablar de uno mismo en tercera persona ya no se lleva).

1.4. Solicita una URL personalizada: LinkedIn te asignará una por defecto, con números, letras y otros caracteres que la hacen más difícil de rastrear por el bot de Google, por no hablar de lo complicado que será que un usuario humano la recuerde. Puedes cambiarla en,

 Configuración > Editar tu perfil público > Personaliza la dirección URL de tu perfil público

Opción para personalizar la URL del perfil de Linkedin

1.5. Completa el campo de experiencia laboral: si dispones de experiencia amplia en tu sector, no te olvides de nada. De lo contrario, tendrás que apoyarte en experiencias no directamente relacionadas con el puesto al que aspiras o la labor que desempeñas como profesional. Ante todo, usa el sentido común y evita las “lagunas”.

1.6. Haz lo mismo con tu formación académica: además de los títulos de enseñanza reglada, no olvides los cursos, certificados de idiomas, etc.

1.7. Crea una lista con tus aptitudes: de 5 a 20. Los usuarios que especifican sus aptitudes reciben hasta 13 veces más visitas a su perfil que quienes no lo hacen. La “titulitis” está en declive en algunos sectores. Ahora las habilidades se valoran casi tanto como los títulos. Tus conocidos podrán validarlas, como puedes ver en la siguiente imagen.

linkedin-aptitudes-validadas

1.8. Pide recomendaciones: Además de la validación de aptitudes, LinkedIn te permite publicar en tu perfil las recomendaciones de personas que han trabajado, estudiado o colaborado contigo de alguna forma.

Pero conseguir que validen tus aptitudes y te recomienden es más fácil si ya dispones de una sólida red de contactos, para lo cual tendrás que ponerte las pilas, como explico en el siguiente apartado.

2. Participa, ¡sé activo!

2.1. Comparte tus contenidos: ¿tienes un blog?, ¿un canal de YouTube donde publicas vídeos?, ¿una cuenta en SlideShare…? Seguro que sí. Comparte tus contenidos en “actualizaciones”.

2.2. Comparte también contenidos de terceros: si solo compartes lo tuyo, los usuarios no tardarán en considerarte un spammer. Además, ayudar a otros a difundir sus contenidos les animará a devolverte el favor compartiendo los tuyos.

2.3. Mantente informado con Pulse: se trata de la App de LinkedIn que te ofrece noticias personalizadas.

2.4. Sigue a los influencers y a las empresas que te interesan: En esto, LinkedIn no se diferencia tanto de otras redes sociales como Twitter. No pierdas de vista a los líderes de opinión. Te ayudará a estar actualizado, y responder ante los cambios del sector y las oportunidades de negocio/empleo.

2.5. Participa en los grupos: es una de las característica más interesantes de LinkedIn, y a menudo no recibe la atención que se merece. Los grupos se crean, normalmente, en torno a sectores, actividades, etc. Así, puedes encontrar grupos dedicados al Marketing Digital, la ingeniería informática, la cocina creativa, y prácticamente cualquier ámbito de actividad que se te ocurra. En ellos, los profesionales y las personas interesadas intercambian información, hacen networking, publican o comparten ofertas de empleo, etc. ¡Pruébalos! Localiza los que más te llamen la atención utilizando el buscador, e inscríbete en los grupos relacionados con tus intereses.

grupos

2.6. Usa el buscador de empleos: si estás buscando trabajo a cuenta de terceros, esta es, en realidad, una de las funciones que más te interesan.

Pero la búsqueda pasiva no es la única ni la mejor opción. Busca empleo y trabaja simultáneamente tu marca personal. De este modo, no solo estarás buscando, también aumentarás las posibilidades de que te encuentren.

3. Haz networking a lo grande, ¡conecta!

En otro post donde hablé largo y tendido sobre Conspire, la start-up que compite con LinkedIn por convertirse en la herramienta fundamental para hacer networking, ya traté algunos de los puntos que siguen a continuación.

3.1. Agrega tu lista de contactos de correo electrónico: al crear tu cuenta puedes buscar usuarios de LinkedIn con los que ya estás conectado por otros medios. Posteriormente, podrás hacerlo siempre que quieras.

anadir-contactos

3.2. Envía solicitudes a otros contactos de interés: LinkedIn distingue entre contactos de 1er, 2º, 3er grado, etc. Los de primer grado son tus contactos directos, los de segundo, son los contactos de los primeros, y así, sucesivamente. Puedes enviar invitaciones a conectar, aunque LinkedIn se asegurará de que conoces o estás relacionado con el destinatario de la solicitud a través del cuestionario que puedes ver en la siguiente imagen.

invitaciones-conectar-linkedin

Acepta un consejo: personaliza el mensaje de la solicitud. A todos nos gusta recibir un trato personalizado.

3.3. Explora las sugerencias de “gente que podrías conocer”: te aparecerán mensajes con usuarios sugeridos que quizá conozcas. En el screenshot que aparece a continuación puedes ver un bloque que aparecerá en la columna de la izquierda, en la página de “Inicio”.

gente-que-podrias-conocer-linkedin

Si haces click sobre “Ver más”, aparecerá otra pantalla donde las sugerencias se multiplican a medida que haces scroll.

sugerencias-usuarios

3.4. Pide que te presenten a alguien con quien deseas conectar: esta es otra de las funciones interesantes de LinkedIn (y también de su competidor, Conspire). Una poderosa herramienta de networking y sabes aprovecharla.

solicitud-de-presentacion-en-linkedin

 

3.5. No te limites a participar en grupos, ¡crea tu grupo!: es una función disponible para todos los usuarios. Puedes crear un grupo relacionado con tu sector. Algunos llegan a alcanzar varios miles de usuarios. ¿Qué mejor forma de hacer contactos? Podrás promocionarte de forma indirecta y te será de gran utilidad para trabajar tu marca personal. Y si hacerte cargo de todo personalmente te quita demasiado tiempo, puedes nombrar administradores que te ayuden.

Ahora te toca a ti…

La red profesional por excelencia tiene tantas funcionalidades que se hace muy difícil explorarlas todas en un espacio como este. Con esta pequeña guía tienes una panorámica general de todo lo que puedes hacer, y cómo debes hacerlo. ¡Ya no tienes excusa para no mejorar tu presencia en LinkedIn!

Ahora es tu turno… La pelota está en tu tejado. ¿Hasta dónde estás dispuesto a optimizar tu perfil profesional?

¿Consideras que he olvidado mencionar alguna cuestión importante? Por favor, no dejes de mencionarlo en los comentarios.

Esta entrada fue publicada en Linkedin y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Cómo mejorar tu presencia en LinkedIn

  1. Pingback: 5 Ideas para tu estrategia de Social Media B2B | El Blog de Marc Ribó

  2. Pingback: Cómo elaborar un plan de Social Media Marketing | El Blog de Marc Ribó

  3. Pocos son los que explotan todas las posibilidades de esta fantástica red social. Buen post.

  4. Pingback: Guía básica para encontrar empleo en las redes socialesEl Blog de Marc Ribó

  5. Pingback: Cómo hacer marketing en LinkedIn y hacerlo bienEl Blog de Marc Ribó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *