Blab, la nueva plataforma de “streaming” y sus ventajas para las empresas

Webinars, reuniones, podcasts, soporte técnico al cliente, o simplemente, ¡charlar! Estas son algunas de las posibilidades que ofrece Blab, la nueva plataforma de streaming. ¿Qué beneficios potenciales tiene este canal social para las empresas? ¡Descúbrelo!

blab-logo-finding-stream

Las retransmisiones de vídeo en directo van ganando terreno como medio para comunicarse con el público. Aplicaciones como Meerkat (con nada menos que 10.000.000 usuarios) ya se han ganado su lugar en el mundo del vivo y el directo.

Como muestra del creciente interés del stream, basta con echar un vistazo a lo que están haciendo “los grandes”. Facebook Live es la solución para emitir vídeos en directo en la red social de Mark Zuckerberg (la intención inicial era limitar el servicio a las celebrities en Facebook Mention); recientemente Twitter lanzaba Periscope, que tuvo una buena acogida desde el principio; YouTube también incluye la opción Live para emitir en directo; Google tampoco se queda atrás, con su app multiplataforma Hangouts.

Y es que el live stream podría considerarse un formato de lujo en marketing de contenidos y comunicación.

Ahora, Blab, una nueva plataforma para emitir vídeos en streaming, se dispone a convertirse en la opción dominante para usuarios, marketers y empresas. ¿Quieres saber más?

¿Qué es Blab?

Con la pequeña introducción que acabas de leer ya conoces en qué consiste Blab. En esencia, se trata de una plataforma de vídeo en directo, si bien incluye una característica que la diferencia de la mayoría de competidores del mercado: con Blab el formato de emisión en stream es “conversacional”.

En lugar de un único emisor que se dirige a una audiencia, Blab permite mantener conversaciones de entre hasta 4 interlocutores que interactúan y emiten simultaneamente para el público.

Pero ¿por qué un máximo de 4 participantes? Podría pensarse que se debe a limitaciones técnicas, pero los desarrolladores de Blab al parecer consideran que es el número máximo que puede admitir una conversación óptima.

¿Cómo funciona?

#1. Entrar en Blab

Es algo muy sencillo, y no necesitas registrarte para asistir como espectador a las emisiones (blabs). Basta con escribir en tu navegador blab.im. Al hacerlo, y si visitas la página con tu equipo de escritorio, aparecerá una página de inicio como la que verás en la siguiente captura de pantalla.

Página de inicio de Blab

En el menú, justo debajo de la cabecera, encontrarás tres opciones:

  • “One air”: para ver los babls que están emitiendo en vivo.
  • “Scheduled”: donde podrás conocer las emisiones programadas que todavía no han tenido lugar.
  • “Review”: para ver retransmisiones grabadas.

Para poder crear Blabs e interactuar con el administrador y el resto de participantes de las retransmisiones debes registrarte, algo que no te costará demasiado, porque lo harás con tu cuenta de Twitter y tu perfil se importará automáticamente.

También puedes descargar tu app para iOS; para Android todavía habrá que esperar un poco, aunque su lanzamiento está previsto a corto plazo.

Blab está todavía en versión Beta, con lo cual, aún podría experimentar modificaciones.

#2. Características principales

Algunas de las funciones más importantes en Blab tiene que ver, como no podía ser de otra manera, con la comunicación. Otras, con el aspecto social.

  • Programar Blabs: como ya he mencionado, se pueden programar las emisiones para que los usuarios interesados vayan descubriendo el evento.

schedule a blab to start at a certain time

  • Botón para compartir en Twitter: si observas la barra lateral izquierda de la imagen (abajo), verás que aparece una columna con los últimos tweets sobre la retransmisión, y donde podrás compartirla tú también mediante un botón con el texto Tell a little bird (“Cuéntaselo a un pequeño pajarito”).
  • Comentarios y consultas: en la barra lateral derecha aparecen los comentarios y las dudas que los usuarios pueden dirigir al administrador, al resto de participantes o al público. Incluso existe un comando que puedes utilizar para elevar tus dudas: /q

ejemplo-de-blab-in-streaming-participantes

  • ¡Apoyos!: en el margen inferior derecho de cada ventana hay un icono amarillo con unas manos levantadas. Es la forma en la que Blab permite mostrar el apoyo de los usuarios con un click. Los apoyos (props) aparecen en el contador, justo al lado.
  • Contador de espectadores: en la parte superior izquierda de la pantalla verás la cantidad de personas que están viendo el blab.
  • Función para grabar blabs: las retransmisiones pueden ser grabadas, y como veíamos antes, se pueden volver a visionar posteriormente. Blab permite, además, difundirlas mediante el link o incluso embeberlas en otras páginas web y plataformas. Esta es una importante innovación frente a Meerkat y Periscope. Al finalizar, los vídeos aparecerán en tu perfil para que los usuarios puedan seguir viéndolos.
  • Filtro por tags: permite seleccionar las etiquetas que te interesan, y que asigna el administrador al crear o programar un blab.

blab-filtro

#3. Funciones de administrador

Como sin duda sabrás si eres asíduo a congresos, mesas redondas, debates… o a otros entornos o eventos online como chats o webinars, el moderador es esa figura imprescindible que evita que todo se desmadre.

Blab se lo pone fácil a los administradores de los vídeos en streaming, que podrán elegir qué otros tres participantes prestarán voz al evento, silenciar a quien se pase de la ralla o cambiar el tema (usando el comando /topic).

¿Qué puede aportar Blab a mi negocio o a mi marca?

Aquí llega lo realmente interesante. El modelo publicitario de Blab todavía está por desarrollar, y es fácil advertir las grandes prestaciones que aportará a las empresas anunciantes. A parte de los beneficios publicitarios, Blab podría ser una plataforma social excepcional que brindaría a las marcas la posibilidad de:

  1. Darse a conocer mediante eventos: el live streaming es un formato que permite organizar congresos, webinars podcasts y otros “actos” que generan muchas expectación. El feedback con Twitter sería una excelente forma de difundir masivamente los eventos.
  2. Trabajar tu branding personal: además de los beneficios para la imagen de las marcas corporativas, es en el branding personal donde el vídeo ha alcanzado un éxito categórico. No hay más que pararse a pensar en el fenómeno social de los youtubers para corroborarlo. Blab podría convertirse en la start-up que consiga fusionar los conceptos de vídeo + steaming en uno solo, tanto en los blabs como en la mente de los usuarios.
  3. Utilizar el steam como herramienta adicional de atención al cliente: ya vimos en otro post, con ejemplos concretos, las ventajas de usar un canal social como Twitter para el servicio de atención al cliente. En el caso de Blab se pueden hacer tutoriales colectivos sobre el uso de los productos, pero también se pueden resolver dudas de los usuarios en directo. ¿Qué ganarían con ello las empresas? ¡Transparencia! 😉 Las agencias podrían, además, añadir los enlaces a sus blabs en el apartado de FAQ de su página web para que los usuarios tengan recursos para resolver sus dudas.

¿Se te ocurren otras ventajas de usar Blab para las empresas? No seas tímido/a, ¡cuéntanoslo en los comentarios! 🙂

 

Esta entrada fue publicada en social media y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Blab, la nueva plataforma de “streaming” y sus ventajas para las empresas

  1. Pingback: 9 consejos para aumentar la confianza en tu tienda online | El Blog de Marc Ribó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *