Internet y el anonimato

Se discute mucho acerca de lo que permite Internet gracias al anonimato. Unos lo utilizan para bien, otros para mal. Al final depende de la moralidad, educación, sensación de poder, etc que tiene o busca cada uno. Esta semana, un conocido mío que es periodista me comentaba que el anonimato en Internet hace mucho daño a la información veraz, opinión que comparto.

En relación a este asunto, hoy voy a hablar de 2 ejemplos claramente diferenciados del uso de Internet:

  • desde un punto de vista negativo, Internet se utiliza para hacer daño o desprestigiar haciendo uso del anonimato. Claro ejemplo de ello es la web de formspring, un fenómeno que arrasa en EE.UU. por permitir literalmente insultar a la gente que está registrada. Hace unos 10 días de mi de alta para ver como funcionaba, y después de buscar un nombre de pila al azar (de chica), me aparecieron una serie de personas. Al hacer click en una de ellas, accedo a su histórico de insultos y vejaciones, a cuál más impresionante. Pero lo curioso es que la chica responde a los chicos “insultadores”, devolviéndoles la pelota. Y en esto consiste el juego. La mayoría de la gente aparece con un seudónimo y no tiene foto, pero es que hay gente que incluso pone su foto, y evidentemente ello da lugar a un mayor número de insultos. ¿A qué corresponde una iniciativa así? ¿A alguien que odia a un compañero/a de clase y no tiene suficiente con decírselo a sus amigos? ¿A la opresión social que sufre el mundo hoy en día, y que utiliza sites como este para desahogarse? El motivo podría dar lugar a un largo debate, pero aún y así es sorprendente que esta sea una de las tendencias de los jóvenes de hoy en día.

  • En el lado positivo, se encuentra otro fenómeno llamado Chatroulette, concretamente en una de sus variantes. Chatroulette es un chat mundial, en el que te conectas y aleatoriamente te buscan a un compañero/a de chat, que si te interesa (por el aspecto) hablas con él/ella, y si no pasas a conectarte con otra persona. También existen grupitos de amigos que se dedican en grupo a meterse con la gente, pero yo quiero destacar aquí a un tipo gracioso llamado Merton que se ha hecho muy famoso. Con un piano y su sudadera con capucha, va improvisando canciones en función de la persona que tiene en el chat. El chico es muy divertido, y como ejemplo, uno de sus vídeos lo podéis ver aquí. Este personaje anónimo ha utilizado la red para entretener, para divertirse y divertir. Bien distinto de ejemplo anterior.

Internet es un mundo interminable, una selva en la que cabe de todo. Lo importante aquí es el uso que cada uno le damos, y los beneficios que podemos obtener. Como siempre, este es el juego del ángel o el diablo…y tu, ¿de qué parte estás?

Esta entrada fue publicada en experiencias, internet. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *