11 consejos para escribir el “asunto” de tus campañas de e-mailing

En e-mail marketing todo cuenta, y lo que escribas en el “asunto” de los correos no iba a ser menos. Descubre qué escribir (y no escribir) en la línea de asunto de tus correos de e-mailing.

linea-asunto-correo-emailingAl redactar un e-mail o adjuntar una newsletter, generalmente, prestamos la máxima atención al cuerpo del mensaje, y pasamos de carrerilla por la casilla de “asunto”, que tomamos como un mero trámite a rellenar. Es por ello que, en este apartado solemos poner cualquier cosa que se nos ocurra, pensando que lo importante ya va incluido en el texto o el boletín. ¡Error!

El título elegido como asunto de un e-mail es esencial en las campañas de e-mail marketing. Para comunicar el contenido, lo primero es “atrapar” el interés de los destinatarios a quienes va dirigido. Debes tener en cuenta que el asunto de un correo es una de las partes del mensaje que llega antes a ojos del lector. Al igual que nos fijamos en aquellos títulos de libros o películas que más captan nuestra atención, el asunto de un e-mail debe contener los elementos necesarios para atraer el interés del destinatario y generar en él un deseo urgente de abrir el correo cuanto antes.

Conviene, por tanto, saber qué frases poner y cuáles no, en esa casilla, estratégica, aunque a menudo infravalorada. De ello depende que nuestro público abra nuestro mensaje, lo ignore, o lo elimine.

En este post veremos 11 tips sobre frases, técnicas y fórmulas  que podemos utilizar, y otras que merece la pena dejar a un lado.

Cosas que nunca debes escribir en la línea de asunto de tus campañas e-mailing

Empezamos con lo que NO no te va a servir para conseguir que lean tus e-mails.

  • Repetir palabras o frases idénticas, o muy similares. Es fácil caer en la tentación de incidir en frases o palabras que han tenido cierto éxito en el pasado, pero que pueden volverse repetitivas o aburridas, de insistir en ellas. Lo original y llamativo deja de serlo cuando se convierte en costumbre. Según un estudio de Alchemy Worx, palabras que hacen referencia a días de la semana, como “Monday” o “Friday” tienen unas tasas de apertura de e-mails bajísimas. No hay que ser demasiado suspicaces para darnos cuenta de que esa ratio tan baja se debe al abuso de estos términos para promocionar el “black friday” y el “cyber-monday” en el mundo de habla inglesa. Otro ejemplo clásico es la costumbre de utilizar el campo de asunto para escribir “Newsletter”, o “Boletín semanal”. No solo no aporta nada, sino que, además, podemos estar induciendo al usuario a pensar que nuestros envíos son rutinarios, repetitivos y poco originales.
  • Incluir el nombre del remitente en el asunto. No es necesario que pongas tu nombre o el de tu empresa; ¡no aporta nada! Ocupa unos valiosos caracteres que podrías emplear tratando de persuadir a tu destinatario, y ya se sabe por el remitente de parte de quién procede el e-mail, con lo cual, resulta redundante.
  • Introducir mayúsculas o caracteres especiales. Aunque los signos de admiración, asteriscos, guiones o palabras enteras escritas en mayúsculas parezcan muy atrayentes en principio, lo que pueden es provocar que el e-mail sea considerado como spam por el filtro del proveedor del servicio de correo electrónico, y acabe en la carpeta de no deseados. Existen, sin embargo, otros símbolos que sí suelen funcionar, como una estrellita o un sol negro. Curioso, ¿verdad?
  • ¡Engañar o exagerar en tus ofertas! A veces, involuntariamente (o adrede), los textos de los asuntos son pequeñas promesas que luego se ven desmentidas en el cuerpo del mensaje. No exageres los beneficios de tus ofertas, los plazos de entrega o cualquier servicio que estés promocionando; los usuarios y clientes potenciales te lo agradecerán.
  • Palabras sospechosas de spam. Un buen asunto puede estropearse al utilizar palabras que podrían ser consideradas como “tóxicas” por parte de los proveedores de servicios de e-mail. Tu mensaje acabará, probablemente, en la carpeta de correo no deseado. Palabras como “gratis”, “ahorra”, “gana dinero”, “100%”, “urgente”, “regalo”, “compra ahora” y reclamos de este tipo no tienen por qué constituir spam. Pero podrían hacer saltar las alarmas. Otros, sin embargo, consideran que en esto hay más de mito que de realidad, y palabras como “gratis” aumentan la ratio de aperturas, sin mayores problemas con los filtros antispam. En cualquier caso, usa estos recursos de forma prudente y sin abusar.

Ya sabes qué es lo que no funciona. Llegó el momento de encauzarnos en la buena dirección.

Recomendaciones para escribir un buen asunto en tus campañas de e-mail marketing

Como podrás observar, algunos de los puntos que te expongo a continuación,

  • Sé breve. 30 – 40 caracteres deberían ser suficientes (¡no utilices más de 50!). Piensa un buen titular antes de escribirlo. Las claves son la concreción y la síntesis en aquello que quieres transmitir. Utiliza palabras coloquiales y distendidas, en la medida de lo posible. Las frases largas suelen ser confusas y poco atrayentes.
  • Ofrece un resumen del contenido. Tienes una sola línea, unos cuantos caracteres. Si consigues resumir en unas palabras el contenido del e-mail o newsletter, tu correo tendrá más posibilidades de ser abierto. Eso sí, siempre y cuando hayas targetizado correctamente al público objeto de tus campañas de e-mail marketing. Si lo has conseguido, los destinatarios estarán interesados realmente en lo que ofreces.
  • Anuncia listas. Al igual que en lo que concierne a los títulos de los posts, las listas, ¡funcionan! “10 técnicas de marketing para pymes”, “Las 7 mejores herramientas de social media”, “Top 5 tendencias en diseño web”. El número que anuncia una lista nos incita a pensar que la información se proporciona de forma ordenada y clara, y eso siempre gusta.
  • Personaliza siempre que puedas. Es muy habitual recibir mensajes con un asunto que contiene nuestro nombre. Por ejemplo, “Marc, lee esto”. Personalizar el mensaje es muy positivo, y aumenta la ratio de aperturas y de clicks. Pero los usuarios están acostumbrados a estas técnicas, y podrían identificarlo como una estratagema de marketing. Combina una buena frase relacionada con lo que quieres comunicar y a la que puedes añadir el nombre del destinatario. Por ejemplo, “María, unos consejos para tu e-commerce”.
  • Utiliza casos de éxito. Otra fórmula que suele funcionar a la hora de elaborar newsletters, es la de narrar situaciones y escenarios donde un cliente ha alcanzado el éxito. La forma de anunciarlos en la línea o casilla del asunto podría ser algo así: “Pedro Albarado duplicó sus beneficios en dos meses. ¡Descubre cómo!”, “Laura consiguió el trabajo de su vida gracias a un curso de formación”, etc. Como solemos decir siempre, si el caso de éxito es, además, real, mucho mejor. Los usuarios pueden sentirse engañados si sospechan que son falsos.
  • Emplea las “palabras mágicas”. Si, como hemos visto, algunas palabras pueden conducir (presuntamente) tus mensajes a la bandeja de correo no deseado, otras pueden aumentar exponencialmente el éxito de tus mensajes. “Contenido”, “oferta”, “beneficios” y “premium” (o mejor dicho, sus términos homólogos en inglés) son los cuatro vocablos que mejor conversión alcanzan, según el citado estudio de Alchemy Worx. No obstante, no esperes encontrar listas blancas de palabras mágicas. ¡Encuéntralas tú! Prueba cuáles son los términos y las frases que mejor funcionan… Pero recuerda, ¡no las repitas demasiado!

El e-mailing no es una ciencia exacta, y tu éxito depende también de las peculiaridades del target al que se dirigen tus campañas. Alterna todo aquello que suele funcionar, ¡y no dejes de innovar!

Si deseas contribuir a engrosar la lista de buenas prácticas para redactar las líneas de los correos para campañas de e-mail marketing, ¡no lo duces! Deja un comentario.

 

 Imagen

Esta entrada fue publicada en marketing y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 11 consejos para escribir el “asunto” de tus campañas de e-mailing

  1. Pingback: 10 consejos para aumentar los suscriptores de tu blog | El Blog de Marc Ribó

  2. Pingback: Cómo aumentar la tasa de apertura en email marketing | El Blog de Marc Ribó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *