Cómo escribir un post ganador para tu blog

Dada la relevancia que han adquirido los blogs para el marketing de contenidos, escribir buenos posts es una necesidad para cualquier proyecto online. Descubre cómo escribir el post perfecto siguiendo unas sencillas pautas.

Un hombre de negocios satisfecho tras escribir el post perfecto, un post ganadorPosicionar una página web de empresa, promocionar un libro, ganar dinero con publicidad o incluso encontrar trabajo. Todas estas cosas (y muchas más) podemos hacer con un blog a día de hoy. Pero, para alcanzar el éxito, es necesario escribir posts ganadores, que susciten interés, que satisfagan alguna necesidad y, por supuesto, que aporten valor.

La redacción de posts se ha convertido en un pequeño arte. Para dominarlo, no necesitas ser un escritor profesional. Tan solo requiere conocer las reglas. Saber qué funciona, y qué no, y aplicar ese conocimiento.

Hoy veremos cómo se escribe un buen post, con 8 sencillos pasos. ¡Manos a la obra!

1. Céntrate en el tema

Puede parecer obvio, pero basta con darse una vuelta por la blogosfera para advertir que no todos lo tienen tan claro. Cualquier obra que implique la narración o exposición de acontecimientos, hechos u otro tipo de información, debe poder resumirse en una frasecita.

Esta regla de oro vale tanto para una novela como para un post. Si no se puede resumir en una frase, ¡no es bueno!

Evita las divagaciones, no saltes de unos temas a otros. Si necesitas hablar de cosas distintas, escribe posts distintos. Puedes introducir mucha información sobre algo, pero ese algo debe quedar englobado en un tema general fácilmente identificable.

Si empezamos un post hablando sobre las bondades del e-commerce, y terminamos explicando cómo se cocina un pez globo, ¡mal asunto!

Tu lector te ha encontrado porque busca algo en concreto. Marearlo con información que no ha pedido no es la mejor idea. Por otro lado, las limitaciones de la “inteligencia artificial” de los buscadores para clasificar la información y ofrecérsela a los usuarios nos obliga a ser muy cuidadosos con estas cosas.

Por todas estas razones, ¡céntrate!, y no te andes por las ramas 😉

2. Elige un titular atractivo

Un post ganador requiere un titular atractivo para captar la atención de los lectores. Quizá parezca exagerado, pero podríamos decir sin temor a equivocarnos, que el 50% de posibilidades de que lean tu post depende del título.

Hay determinadas pautas para crear buenos titulares cuya efectividad está fuera de toda duda:

  • Sé breve: recuerda; si no puedes resumirlo en una frase corta, no es un buen post. ¿Puedes resumir el tuyo en un puñado de palabras? Pues ya tienes el titular, a falta, si acaso, de unos pequeños retoques. Además, en buscadores como Google, el titular no debería exceder los 50 – 60 caracteres. En ese intervalo, Google mete tijera y corta el título para que quepa en su página de resultados de búsqueda.
  • Sé claro: huye de tecnicismos a menos que coincidan con las palabras clave que quieres posicionar. Evita construcciones gramaticales complejas (la brevedad te ayudará en esto). Habla lo más claro y conciso posible.
  • Sé honesto: ¡ojo con las promesas! Si las haces en el titular, debes cumplirlas. Si defraudas al lector prometiéndole, por ejemplo, “las claves para hacerse rico sin esfuerzos”, y no eres capaz de ofrecérselo en el post, te habrás ganado a un enemigo.
  • Evita las metáforas: imagina que un bloguero que detesta el spam quiere publicar un post donde explica un truco para evitarlo, y le pone un titular del tipo… “La vacuna para la epidemia que nos azota”. Desde luego, se puede decir que el spam es una epidemia, pero ese uso metafórico del lenguaje no sirve para los títulos, porque despistan al lector. Además, los buscadores tienen problemas para identificar el tema sobre el que tratan los posts con títulos metafóricos. No sería de extrañar que ese post apareciera cuando alguien busca información sobre la vacuna de la gripe, y no sobre el spam.
  • Anuncia listas: es un truco muy bueno, que suele aumentar la probabilidad de que alguien lea un post. La razón es psicológica. Ante titulares del tipo “10 consejos para…”, o “Las 5 ventajas de…”, damos por sentado que nos van a brindar la información bien ordenadita, con puntos numerados para que nos sea fácil de digerir.
  • Sugiere respuestas a preguntas: este recurso es muy popular en posts del tipo how to, que explican cómo hacer algo. Un buen ejemplo lo tienes esta misma entrada, “Cómo escribir un post ganador para tu blog”. Este tipo de títulos es un buen gancho para atrapar a lectores que buscan un tutorial o una pequeña guía para aprender a hacer algo determinado.

¡Pruébalo! Te aseguro que estos consejos, ¡funcionan!

3. Menciona estudios, estadísticas o datos

Este consejo es especialmente importante si tu blog trata sobre marketing digital. ¿Por qué? Pues porque proporciona una imagen de seriedad, y ayuda a ganarse la confianza del lector. Pero también porque te permitirá diferenciarte de los falsos gurús y vendedores de crecepelo, que tanto abundan en este sector.

Además de estudios, datos y estadísticas, también puedes añadir citas de personas con autoridad reconocida. Todo ello, por supuesto, con un enlace hacia la fuente de información.

Irónicamente, en este post no he citado estudio alguno (aunque sí encontrarás una cita de autoridad más adelante). Pero si echas un vistazo a otras entradas en este mismo blog, verás que es una costumbre que trato de cumplir rigurosamente.

¿Cuándo puedes saltarte esta norma…? En realidad, no es una obligación. Pero te será muy útil para ganarte la confianza de tu público. En artículos de opinión, o donde proporcionas consejos basados en tu experiencia, citar estudios no es tan importante (aunque hacerlo nunca viene mal).

4. Diseña la estructura de tu post

El contenido es muy importante. Pero la estructura, ¡también! Cuando te plantees darle forma al post, aplica estas técnicas:

  • Introduce un breve “lead”: el lector de Internet no lee, escanea. Y para ponérselo fácil, disponemos del lead o “entradilla”, un recurso importado del periodismo. Consiste en una o dos frases que resumen al máximo el contenido del texto. Se pueden resaltar tipográficamente con negritas o cursivas (puedes ver un ejemplo en este mismo post). Facilita que el lector pueda averiguar si tu post es lo que está buscando. Si se encuentra con un texto largo y farragoso donde el meollo del asunto se encuentra enterrado bajo pilas de palabras, probablemente abandone tu blog en pocos segundos.
  • Añade un resumen: después del lead, ofrecer un pequeño resumen algo más detallado que la entradilla, también suele contentar al público. El lead, el resumen y el resto del texto debe seguir una estructura de pirámide invertida (de lo más general e importante, a la información particular y menos relevante). Ya hablamos de esta técnica periodística en otro post sobre marketing de contenidos.
  • Frases cortas: olvídate de enlazar subordinadas. Según el periodista Daniel Samper Pizano, “Frases de 70 palabras no son frases; son emboscadas”.
  • Un párrafo, una idea: de hecho, si separamos un párrafo de otro es porque desarrolla una idea concreta, y por eso se puede separar del resto. Existe ahora la tendencia a separar cada frase en un párrafo independiente. ¡Error! No pases de un extremo al otro. Escribir bloques homogéneos de texto cansa al lector, pero obligarle a leer a saltos, a cada nueva frase también puede agotar su paciencia, porque entorpece constantemente el ritmo de lectura.
  • Introduce apartados y subapartados: dividir el post en dos o más apartados ayuda a estructurar la información y romper la monotonía del texto. Además, cada apartado debe ir encabezado por un subtítulo. Aquí puedes aplicar las mismas reglas que en el titular, y te ayudará a potenciar el SEO de tu post introduciendo en ellos palabras clave. Si necesitas seguir dividiendo cada apartado en más partes, lo puedes hacer introduciendo subapartados, con subtítulos de segundo orden, aunque no conviene abusar de este recurso.
  • Listas, ¡otra vez!: ya lo hemos mencionado. Ideal para lectores-escaneadores, y contribuye al orden y la legibilidad de tus posts.

Si sigues estos puntos, podrás colarle a tus lectores posts de 1.500 y 2.000 palabras (con los beneficios que suponen para el SEO los textos largos), que devorarán sin esfuerzo.

5. Introduce imágenes

Como mínimo, una. La imagen ayuda a ilustrar el tema del post, y establece relaciones de significado con el título y el texto. Además, llama la atención y añade atractivo.

Existe un gran número de bancos de imágenes, gratuitos, de pago y freemium, que puedes usar. Fotolia, Pixabay o Freedigitalphotos son algunos de ellos, aunque también puedes usar Flickr o Google imágenes (fijándote siempre en el tipo de licencia que regula su uso). También puedes usar este buscador de contenidos con Creative Commons.

Si se trata de un tutorial, y procede, puedes introducir tantas capturas de pantalla como sean necesarias para orientar a tu audiencia.

6. Muéstrate cercano con el lector

Excepto en sectores muy conservadores, lo más aconsejable es que tutees al lector (como estoy haciendo yo ahora mismo 😉 ). ¡Derriba la distancia con tu público! Sé cercano.

7. ¡Emociona!

Si debes construirte una imagen, usa las emociones como material de construcción. Si quieres vender tu producto, antes debes emocionar.

Hay muchas y muy diversas formas de implicar emocionalmente al lector:

  • Usa signos los signos de puntuación. Utiliza los signos de exclamación para enfatizar. Los de interrogación también pueden generar intriga. Las preguntas directas generan expectación en el lector, que habitualmente cree saber la respuesta, y la buscará en el texto para obtener la confirmación. Bien empleadas, las preguntas del tipo “¿Y no te parece que…?” o “¿No crees…?”, pueden inculcar una idea tuya en el lector haciéndole creer que se trata de una conclusión a la que ha llegado por sí mismo.
  • Emplea recursos gráficos. El impacto emocional de los las imágenes, está fuera de duda, ¡de modo que no te olvides de aplicar el punto número 5! Y aunque pueda parecer una tontería, otros recursos gráficos como los emoticonos funcionan para transmitir emociones y estados de ánimo.
  • Expresa tu opinión con firmeza, atrévete a mostrarte crítico (sin ofender ni molestar a nadie).
  • Muestra tus propias emociones. No hay mejor manera de suscitarlas en tu público. Evita, eso sí, la autocompasión o las pasiones negativas o descontroladas.
  • Añade un toque de humor. Hay muchas formas de hacerlo. Cuenta algo embarazoso, o ríete de ti mismo. Ser capaz de reírse de uno mismo se interpreta como una muestra de fortaleza y seguridad.
  • Introduce una llamada a la acción. Hay lugares más adecuados para las “call to action” que un post, como es el caso de las landing pages, por ejemplo. Pero si has aportado valor con regularidad a tu audiencia, puedes permitírtelo. El aspecto emocional en las llamadas a la acción no consiste en que transmitas sentimientos, sino en que consigas una respuesta emocional en el destinatario del mensaje, que coincida con lo que quieres conseguir.
  • Cuenta una historia. Es el poder del story-telling, del que tanto se habla, y al que ya nos hemos referido en este blog. Las historias implican al público en un sentido emotivo. Y las buenas historias necesitan, 1) un/a protagonista; 2) una meta; 3) una dificultad, 4) un desenlace (preferiblemente, feliz).

Así que ya sabes, ¡pon tu inteligencia emocional a trabajar en tus posts!

8. Da rienda suelta a tu creatividad

Un buen post no sale de aplicar el manual. Sigue los pasos, pero no te cierres a la creatividad. Y si para ser creativo debes dar alguna que otra patada a las pautas mencionadas aquí, ¡no te cortes! Eso sí: para romper las reglas, y obtener un buen resultado, debes conocerlas bien!

 

Y bueno, por último, recuerda que no es necesario que te las ingenies para introducir todas las pautas mencionadas. De hecho, algunas de ellas son incompatibles entre sí si las usas de forma simultanea. Se trata de que dispongas de recursos que puedes aplicar.

Si consigues escribir el post perfecto, seguro que algunos de estos pasos habrán jugado algún papel en su éxito.

¿Crees que me he dejado algún truco o consejo importante a la hora de escribir un post ganador? ¿Cuál emplearías tú?

 

Imagen

Esta entrada fue publicada en marketing y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cómo escribir un post ganador para tu blog

  1. Pingback: Guía SEO para posicionar un post en los buscadores | El Blog de Marc Ribó

  2. Pingback: 10 formas de captar leads para tus campañas de e-mailing | El Blog de Marc Ribó

  3. Pingback: 12 tipos de posts para el marketing de contenidos de tu blog | El Blog de Marc Ribó

  4. Pingback: Los 7 errores más comunes al escribir un post en un blog | El Blog de Marc Ribó

  5. Me encantó. Creo que voy por buen camino jeje! Mil gracias! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *